Carmen Lomana -
Carmen Lomana -
Carmen Lomana -

Carmen Lomana

Mi Ibiza respira a naturaleza. Es el desconectar de todo y la belleza del paisaje. Callejear por el casco antiguo. En esencia es la vida natural

 

María del Carmen Fernández-Lomana Gutiérrez, (1958) nacida en León por casualidad, pero criada en San Sebastián, más conocida como Carmen Lomana, es una colaboradora de televisión y coleccionista de alta costura española.

Es la viuda del diseñador industrial chileno Guillermo Capdevila (1947-1999).

Se dio a conocer públicamente por sus frecuentes apariciones en la prensa rosa y programas de televisión, convirtiéndose en una figura popular de la sociedad española vinculada a la moda y a la actividad empresarial.

Carmen Lomana estudió filosofía. Trabajó para el Banco Santander en Londres y posteriormente se inició en el mundo del coleccionismo de moda de alta costura.

El 4 de mayo de 2014 se convirtió en la madrina de honor de la “XXIX Exhibición de enganches de Sevilla”. El 20 de febrero de 2015 ofreció su primer curso de moda con la revista internacional "Pasarela de Asfalto, Luxury Edition". Es una invitada asidua de la Pasarela Adlib Ibiza. 

 

 

Cómo encontré Ibiza...

Conocí Ibiza con 15 años, porque en esa época vivíamos en Valencia y veníamos mucho porque había barco directo. Era un sueño porque era la época hippy, y adoraba venir y comprarme ropa. Era otro mundo al que podías acceder en un espacio muy corto de tiempo. Cambiaba tus coordinadas y te permitía ser más tú que nunca. Mi sueño siempre ha sido retirarme a una isla perdida como la de aquella Ibiza.

Alguna de sus mil caras...

La faceta del día; disfrutar del mar, de las playas, del nudismo… en esencia ser uno mismo. Me encanta fundirme con la naturaleza, con los chiringuitos sencillos, aquellos que descubrimos hace años y que entonces mostraban la mayor concentración de gente bella que he visto nunca. Su naturaleza me encanta y la disfruto muchísimo. Me ha fascinado también siempre muchísimo la naturalidad y el “vive y deja vivir” de su gente, siempre tan progresista.

Un lujo en las isla...

El silencio y la gente de Ibiza. Creo que es maravillosa. Sus tiendas, en esencia la forma de vivir de un lugar en el que muchos viven de forma bohemia, visten como quieren y no se preocupan del qué dirán.

 

Mi momento preferido...

La playa siempre. Soy mujer de mar. Los días en los que está el mar limpio, son maravillosos. Aprecio mucho estar tirada en la arena y nadar. Disfrutar de sus atardeceres con una buena música. En esencia lo cotidiano, lo maravilloso de Ibiza.

Desde lejos, un recuerdo...

Todo. Irme a un chiringuito a comer, el sol, los amigos, ir de compras. Aunque tal vez los atardeceres viendo el mar es lo que más añoro; su olor y sus sensaciones.

La magia de Ibiza...

Es algo intangible, se transmite en lo que te hace sentir cuando estás ahí. Te dan ganas de tirar todo lo que llevas contigo. La isla tiene una personalidad que no se puede definir, solo se puede vivir con sensibilidad. La magia la crea la gente de toda la vida, que ama la isla y la mima. Es una actitud que espero que no se pierda.

A mis amigos le digo...

Precisamente recomiendo siempre Ibiza por su magia, presente en cada paisaje, en sus campos, en su interior y su mar. Es algo único, tiene un campo mágico que te transmite algo telúrico. Es algo que solo sientes en las islas.