Charo Ruiz -
Charo Ruiz -

Charo Ruiz

La moda ibicenca es un referente en la industria a nivel internacional

Rosario Ruiz Amodeo es la diseñadora y dueña de Charo Ruiz Ibiza, una firma de moda arraigada a la idea de entender la industria respetando al máximo los principios de calidad en los materiales y patronajes.

La definen como la principal exponente del movimiento Ad-lib porque después de 30 años en el mundo de la moda, ha conseguido que el “made in Ibiza” se entienda en todo el mundo, un reto con el que ha logrado que mujeres japonesas, rusas o americanas adapten su estilo y admiren su producto.

La marca Ad-lib ha recibido este año el premio Ramon Llull de parte del Gobierno de las Islas Baleares por haber dado a conocer a Ibiza y Formentera en el ámbito internacional.


A día de hoy cuenta con puntos de venta en más de 20 países y está presente en los armarios de importantes actrices, cantantes, modelos y fashionistas internacionales.

 

 

Como encontré Ibiza...

Vine por primera vez de vacaciones con una amiga en el año 1975. Yo en aquella época era modelo y viajaba mucho, cuando pisé esta isla me sorprendió tanto que unos años más tarde me instalé y hoy tengo aquí mi vida.

 

Alguna de sus mil caras...

Lo que hoy en día me sigue seduciendo de Ibiza es su gente, son el resultado perfecto de una mezcla de diferentes orígenes, culturas y estéticas. Pero todas ellas tienen un denominador en común; la capacidad de disfrutar de la vida al máximo.


Un lujo en la isla...

El clima, la sensación de libertad y lo que ello supone en la indumentaria de las personas. Especialmente en las mujeres, porque cuando llegan a la isla transforman su manera de vestir, llevando prendas más cómodas y originales, sin importarle las transparencias, adaptándose al color blanco y a los tejidos naturales, consiguiendo que simplemente se sientan mejor.

 

Mi momento preferido...

No podría elegir uno solo, hay varios; los 70 y las fiestas de luna llena en Espalmador, impensables hoy en día, la explosión creativa de los 80 y sobretodo haber tenido aquí a mis hijos y verlos crecer en contacto directo con la naturaleza en un entorno de tolerancia y respecto.

 

Desde lejos, un recuerdo...

Sus playas, la calidad de sus aguas y poder disfrutar de ellas navegando con mi familia, amigos o sola con un libro y en silencio en una cala solitaria.

 

La magia de Ibiza...

Yo canalizo esa magia trabajando, intentando superarme en las colecciones que presento cada temporada. Aquí tengo mi estudio y taller, que es donde más tiempo paso, Ibiza me proporciona justo lo que necesito, grandes dosis de inspiración, determinación y constancia, creo que eso es mágico.


A mis amigos les digo...

La diversidad de escenarios que esta isla proporciona me permite recomendar Ibiza a amigos de muy diferentes ámbitos. Ibiza proporciona energías muy distintas y opuestas, algo muy difícil conseguir en cualquier otra parte del mundo.