Ferran Adrià  -
Ferran Adrià  -
Ferran Adrià  -
Ferran Adrià  -

Ferran Adrià

Libertad para crear, libertad para divertirse

Ferran Adrià Acosta (L'Hospitalet de Llobregat, 1962) orienta sus estudios hacia las Ciencias Empresariales, pero en 1980 los abandona y, con la voluntad de ganar un dinero para viajar a Ibiza, empieza su carrera culinaria como friegaplatos en el hotel Playafels, de Castelldefels, donde el chef Miquel Moy le permite que se familiarice con las técnicas culinarias básicas. Después de una estancia en Ibiza y en varios restaurantes de Barcelona, a mediados de 1982 parte a hacer el Servicio Militar. Destinado a la cocina del Almirante, allí conoce al cocinero Fermí Puig, quien le aconseja que realice un stage en elBulli, un restaurante de Roses que cuenta con dos estrellas Michelin.

En abril de 1984 entra a formar parte de elBulli como jefe de partida, hasta que el 1 de noviembre, tras la marcha del chef Jean-Paul Vinay, el director, Juli Soler, lo nombra a él y a Christian Lutaud jefes de cocina en tándem. Juli Soler anima a Ferran a que viaje a Francia a conocer el mundo de la alta restauración. En octubre de 1986 pasa a convertirse en chef único de elBulli, tras la marcha de Christian Lutaud.

A partir de 1987, Ferran comienza a proponer su manera particular de entender la cocina. basándose en primer lugar en la tradición autóctona, con una perspectiva de alta cocina. Este "estilo Mediterráneo" marca la cocina de elBulli y ejercerá una importante influencia en la cocina catalana y española. A partir de 1993 se produce un cambio en la cocina de Ferran y, junto a los platos "mediterráneos", aparece una serie de nuevos conceptos, elaboraciones, técnicas y formatos de servicio que preparan el camino al cambio que se producirá de forma incontestable en 1994. Desde entonces, elBulli se convierte en el faro de la vanguardia gastronómica mundial, hasta el 30 de julio de 2011, cuando el restaurante cierra y se transforma en elBullifoundation. Al frente de esta Fundación, Ferran Adrià sigue lanzando un número creciente de proyectos y challenges en innovación, educación y conocimiento, bajo la divisa: comer conocimiento, alimentar la creatividad.

Como encontré Ibiza...
En 1980, deseaba irme de vacaciones a Ibiza. Yo tenía dieciocho años, y mi padre me dijo que estaba de acuerdo, pero que tenía que trabajar para pagarme el viaje. Así lo hice, fregando platos en un restaurante de un amigo de mi padre, y así fue como entré en el mundo de la cocina. Luego, cuando pude realizar el viaje, de hecho permanecí en Ibiza varios meses, durante los cuales trabajé como cocinero. Desde entonces he sentido un cariño especial por esta isla, que me parece una de las más bellas del Mediterráneo.

Alguna de sus mil caras...
Si algo distingue Ibiza para mí es el binomio, aparentemente tan contradictorio, entre tranquilidad y fiesta. Ibiza consigue que no exista esta contradicción.

Un lujo en la isla...
El lujo es hacer en cada momento lo que te apetece, pero claro, esto no siempre es posible. En Ibiza sí.

Mi momento preferido...
Es un momento y un lugar de un futuro próximo: poder disfrutar por primera vez de Heart con ocasión de su inauguración será un momento mágico.

Desde lejos, un recuerdo...
Pienso en mis primeros recuerdos cuando estuve allí hace tantos años. Y desde luego, que si soy cocinero se lo debo a Ibiza.

La magia de Ibiza...
La magia no se puede explicar, Ibiza no se puede explicar.

A mis amigos les digo...
Hay tantas cosas por recomendar... Esta es la riqueza de Ibiza, sus mil paisajes, tanto de interior como la maravilla de su costa. La noche ibicenca, pero las mañanas, un paseo por el campo, por la playa, una luz única, y la sensación de estar en un lugar donde uno no sabe qué va a pasar al cabo de unas horas.