Josef Ajram -
Josef Ajram -
Josef Ajram -
Josef Ajram -
Josef Ajram -
Josef Ajram -

Josef Ajram

Ibiza es el paraíso a 30 minutos de vuelo de mi casa

Josef Ajram Tarés (5 de abril de 1978, Barcelona, España) es un broker coach y triatleta barcelonés de padre sirio y madre catalana. Se dedica profesionalmente a los mercados financieros desde los 21 años, cuando aterrizó en la Bolsa de Barcelona en busca de una oportunidad. Un inversor se fijó en él y le dio una trabajo en una agencia de valores.

A los pocos años, tras comprobar que aquello se le daba bien pero también era muy esclavo, decidió establecerse por su cuenta. Su filosofía desde entonces ha sido la de trabajar ocho horas, dedicar otras ocho a sí mismo y ocho más para dormir. Fue entonces cuando empezó a desarrollar la pasión por el deporte. Tenía 24 años. En su adolescencia había practicado el baloncesto y luego la bicicleta de montaña, pero por aquel entonces llevaba un par de años sin hacer prácticamente nada. Se apuntó a un gimnasio con el objetivo de jugar a pádel, y ahí coincidió con hombres mucho mayores que él que se estaban preparando para competir en un Ironman. No se lo pensó dos veces, dejó la pala y se puso a entrenar con ellos.

Al año siguiente, en el 2004, lograba completar su primer triatlón de larga distancia: el Ironman de Australia, aquella sería la primera de muchas carreras. Ha participado en 3 ocasiones en el Maratón des Sables, 5 ediciones de la Titan Desert (2ª posición en 2006), y fue el primer español en terminar el Ultraman de Hawai y Canadá, uno de los triatlones más exigentes del planeta. En 2011 fue uno de los 5 elegidos para disputar Epic 5, cinco Ironman en 5 días en las 5 islas de Hawai, acabo primero. También ha sido finisher en pruebas como Cape Epic, Quebrantahuesos, la ruta de los conquistadores, Paris-Roubaix o Great Wall Marathon.

En su experiencia en el mundo del coaching y speaking Josef, imparte conferencias empresariales y motivacionales en Universidades, Foros y a grandes empresas, sobre todo a equipos directivos y comerciales de grandes multinacionales.

Como encontré Ibiza...
Conocí Ibiza ya hace muchos años, cuando tenía 18 años, primero fueron viajes puntuales, más adelante me fue atrapando por el relax que me transmitía y por sus fiestas en verano. Actualmente tengo mi segunda residencia aquí e intento pasar la mayor parte del tiempo en Ibiza, sobretodo en primavera y verano. Me gusta llegar en abril, ver la paz y tranquilidad que respira la isla antes de los meses frenéticos. Pero a su vez me encanta salir de noche y ver la transformación de Ibiza, que pasa de ser el paraíso a la locura nocturna, algo único.

Alguna de sus mil caras...
Todas sus facetas me tienen atrapado, pero poca gente conoce la Ibiza de relax y desconexión o, lo que en mi caso significa desconectar para cargar pilas. Y el deporte al aire libre me lo permite. Suelo practicar mucho deporte en Ibiza tanto bici como running por los senderos vírgenes de la isla. De hecho suelo venir a Ibiza en cualquier mes del año cuando necesito 2-3 días de desconexión, me ayuda a resetear el cuerpo y mente y coger aire para volver a los días frenéticos en Barcelona.

Un lujo en la isla...
Como dije antes su cercanía. Mucha gente pierde tiempo yendo a islas del Pacífico cuando tiene una de las mejores islas del mundo a menos de una hora de casa. Y además, aparte de estar al lado de casa, tienes todo lo que uno puede necesitar, tanto a nivel de ocio como de gastronomía, etc.

Mi momento preferido...
La puesta de sol diaria que se ve desde Es Vedrà es única. También pasar la tarde-noche en Na Xamena o comer en las Salinas, sobretodo en el Jockey o Sa Trinxa, viendo el mar con la música de fondo.

Desde lejos, un recuerdo...
Cuando me voy de Ibiza extraño el relax que consigo en la isla. Llego a Ibiza y desconecto unos días del trabajo para pasarlo bien comiendo, tomando el sol, saliendo de fiesta o simplemente haciendo deporte por diferentes rincones de la isla, cosa que no consigo en ningún otro sitio. Por otro lado, encontrarse con personas de diferentes países, culturas, inquietudes en una isla tan pequeña hace de Ibiza un rincón único.

La magia de Ibiza...
La magia de Ibiza no se puede explicar. Cada uno tiene que sentirla, que encontrarla. La magia de Ibiza la descubres cuando haces de la isla tu sitio, cuando sientes que estás donde siempre habías deseado y que te sientes a gusto en ella.

A mis amigos les digo...
Siempre digo lo mismo: no os voy a recomendar nada, ni una playa, ni un restaurante, ni un rincón. Ve, explora, disfruta y hazlo tuyo. Es la mejor manera de disfrutar con total libertad de Ibiza.