Luis Galliussi -
Luis Galliussi -
Luis Galliussi -
Luis Galliussi -

Luis Galliussi

Cuidar la isla, ella se lo merece todo

Argentino y de Córdoba, lleva 25 años en España, es uno de los decoradores más influyentes de los últimos años, al que algunos llaman el “Ferrán Adrià” de la decoración y el diseño interior, por su particular modo de entender este arte.

En sus comienzos en España trabajó en uno de los mejores estudios, el de Jaime Parladé y Mario Connío. Actualmente, cuenta con su propia firma y está considerado como un interiorista de gran reputación en el mundo de la decoración, tanto a nivel Nacional como Internacional, lo mismo decora un escaparate lujoso en Madrid (Manolo Blahnik), como el interior de las tiendas Loewe, restaurantes y oficinas (Dunhill)…

Ha trabajado por todo el mundo, pero afirma que siempre desea tener unos días para estar en la isla de ibiza, que define como un “lujazo cerca de casa”.

 

 

Como encontré Ibiza...

Hace muchos años en los 90... y en el 2000 compre mi adoradísma casa, Can Kaki, mi refugio, mi descanso.

 

Alguna de sus mil caras...

Sin duda Lo que más me gusta es saber que pasa de todo y yo estar en mi casita , en mi burbuja tranquilamente y ver a muchos de mis buenos amigos

 

Un lujo en la isla...

La libertad de ser y hacer lo que te da la gana y que la gente siempre es guapísima.


Mi momento preferido...

El momento es por las mañanas temprano, bajar a Jesus a comprar para desayunar en Can Pascual y sentarme en casa, mirar el campo, el mar a lo lejos y ver como la luz del día va acariciándote y anunciando que estas en ibiza. Mi lugar el Chiringuito de Maria, en Sa punta, de los poco que quedan con cuatro palos y unos trapos y su comida es perfecta, todo fresco y a la plancha. Adoro a Maria!!!


Desde lejos, un recuerdo...

Mis paseos por las calas con mi perra Kaki y darnos baños larguísimos a última hora de la tarde, y luego volver a casa y darnos un baño con agua dulce en la piscina de Can klaki, mi casa.

 

La magia de Ibiza...

La mezcla insólita de todo lo que se te pueda ocurrir, oír hablar 5 o 6 idiomas a la vez, el contraste con los propios ibicencos, y para mí lo más mágico está en la fortaleza, en la ciudad antigua, “Dalt Vila”.

 

A mis amigos les digo...

Siempre intento romper cierto perjuicio, porque es la parte que a mí no me interesa nada, siempre digo que Ibiza no es lo que por puro marketing se vende y exporta de esta divina isla...que todo ese mundo vertiginoso y discotequero es solo un trocito, pero que lo más preciado es el mar, la mezcla de gente, la excentricidad de todas la fauna turística, pero lo mejor está en el campo , en una cala apartada, la luz del mediterráneo, la tierra, los almendros, las higueras, el lujo que no te importe nada, ser libre, crear tu propia isla dentro de la isla. Y que siempre te encuentras con el mar, siempre te sientes en la isla., en mi Ibiza del alma…(y mucho mejor fuera de temporada)